«Hoy es un día para celebrar San Valentín en familia. Quiero que los alumnos disfruten con sus padres, profesores y demás personal de la escuela de este día inolvidable», comenta Lorade, directora de la escuela SIRA de Belén, colegio que participa activamente en el convenio de educación que la FPSC implementa junto con la Universidad de Belén en Territorios Palestinos desde junio de 2010, y que cuenta con la financiación de la AECID.

 

 

 

El pasado 14 de febrero esta escuela centrada exclusivamente en alumnos con necesidades educativas especiales decidió celebrar su Día de Puertas Abiertas coincidiendo con el día de San Valentín, por lo que el tema de la fiesta estaba bien claro: Amor.

 

Las profesoras habían preparado presentaciones con fotos de los alumnos; ellos, a su vez, habían organizado un pequeño «amigo invisible» entre varias de las clases, y por supuesto, los padres asistieron encantados a las exposiciones de las manualidades de sus hijos. La actividad, que congregó también a otras personas de Belén, bien interesadas en la escuela para sus hijos o por otros motivos, se desarrolló con mucho éxito.

 

SIRA es una escuela que parte de una iniciativa Sueca para asistir a aquellos niños con necesidades educativas especiales un poco más graves, que normalmente no pueden ser atendidos como es debido en las escuelas regulares. «Depende de cada caso, pero normalmente tras un par de años aquí, los niños suelen estar listos para volver a incorporarse al sistema educativo sin problemas», explica la Directora. Cuatro profesoras de SIRA participan activamente en los cursos de formación para profesores en activo que ofrece el convenio, y por supuesto, han contribuido enormemente con su experiencia a la hora de elaborar el estudio de necesidades educativas especiales en Palestina que se ha llevado a cabo en el marco del convenio.