El 10 de octubre se celebra el Día Mundial de la Salud Mental, una oportunidad para concienciar y movilizar a la población sobre asuntos relacionados con esta cuestión.

La Fundación Promoción Social consciente de la necesidad de acometer acciones para tratar las enfermedades mentales y lograr la recuperación del paciente, ha dirigido sus esfuerzos a la provisión de servicios de salud y apoyo psicosocial (MHPSS) en su clínica especializada en Zahlé (Valle de la Bekaa) a personas en situación de emergencia humanitaria, gravemente afectadas por la angustia y las enfermedades mentales, motivadas en unos casos, y agravadas en otros, por las duras experiencias vividas y sus difíciles circunstancias actuales.

Como consecuencia de este trabajo, en el marco del proyecto: “Reducir las barreras económicas para acceder a los servicios de salud en Líbano (REBAHS)”, financiado por la Unión Europea, a través del Fondo Fiduciario Regional en Respuesta a la Crisis Siria (“Fondo MADAD”)¹, dependiente de la Dirección General de Vecindad y Negociaciones de Ampliación (DG NEAR) de la Comisión Europea, Promoción Social ha elaborado estos informes clave en materia de salud mental en Líbano:

1- “Emotional Crisis Management (ECM) Protocol” (Protocolo de Gestión de Crisis Emocionales), con versiones en inglés y árabe, ha sido producido en colaboración con el Programa Nacional de Salud Mental (NMHP, National Mental Health Programme), del Ministerio libanés de Salud Pública (MoPH, Ministry of Public Health).

Una necesidad importante identificada por el Grupo de Trabajo de Salud Mental y Apoyo Psicosocial (MHPSS, Mental Health and Psychosocial Support) fue el empoderamiento de los profesionales para intervenir y apoyar adecuadamente a las personas que atraviesan una crisis emocional, independientemente de los factores subyacentes que han llevado a esta crisis.

Una crisis emocional a menudo se desencadena por necesidades insatisfechas, como la incapacidad de las personas para acceder a alimentos, vivienda, servicios de salud, empleo, educación, etc. Cuando las situaciones de crisis emocionales no se gestionan adecuadamente, pueden poner a la persona o su entorno en riesgo de sufrir daños. Esto puede e incluso debe evitarse si el personal está debidamente capacitado para responder a tales situaciones.

Este protocolo de gestión de crisis emocionales tiene como objetivo proporcionar orientación a los “frontliners” sobre las mejores prácticas para ayudar a las personas en crisis emocionales a reducir su nivel de excitación y alcanzar un estado saludable de interacción donde se puedan tomar decisiones positivas.

Es un conjunto de pautas y consejos prácticos para involucrar a las personas en crisis de una manera segura, determinar su preocupación más apremiante y activar los mecanismos que pueden abordar de manera más apropiada esa preocupación.

A lo largo del protocolo, también se invita a los “frontliners” a conocer y administrar sus propios desencadenantes personales y señales de advertencia que pueden desafiar el manejo de una crisis. Como comenta el NMHP, este manual nos acercará a que “todas las personas que viven en Líbano tengan la oportunidad de disfrutar de la mejor salud y bienestar mental posible”.

2- “ECM Training Report” (Informe de las formaciones en ECM): compendio de las Formaciones de Formadores (ToT, Training of Trainers) sobre gestión de crisis emocionales (ECM) que está diseñada para desarrollar capacidades de los participantes y poder capacitar al personal humanitario de primera línea sobre la mejor manera de ayudar a las personas que se encuentran en un estado de crisis emocional.

Esta formación proporciona una comprensión d