Suave, cómoda, sencilla y sobre todo, Palestina. Así son los modelos de ropa para bebé hecha de algodón orgánico, y creados dentro del marco del programa «Mejora de las condiciones socio-económicas de niñas y mujeres palestinas del área de Belén (Cisjordania), Territorios Palestinos», financiado por la CAM e implementado por Cáritas Jerusalén junto con la FPSC, en marcha desde 2008.

 

 

 

 

«Cien por cien producto local», asegura orgulloso Simon Awad desde el Instituto de Moda Textil en la localidad de Beit Sahour, distrito de Belén. Sobre la mesa, varios modelos de ropa infantil creados por las mujeres que trabajan allí, a partir de algodón orgánico y los típicos bordados palestinos hechos a mano por señoras de Belén que trabajan desde los salones de sus casas. «Este producto es único, no hay nada igual hasta la fecha creado en Palestina», añade Eyad Aburdeineh, coordinador de Cáritas Jerusalén, socio local del programa «Mejora de las condiciones socio-económicas de niñas y mujeres palestinas del área de Belén (Cisjordania), Territorios Palestinos», que financia la Comunidad de Madrid y que finaliza este próximo verano.

 

 

 

Desde que en 2008 comenzaran los talleres de formación profesional en costura para mujeres vulnerables del área de Belén, los resultados positivos ya están a la vista, la mayoría de aquellas mujeres han encontrado trabajo en las diversas fábricas textiles, por lo que han mejorado las condiciones de vida de sus familias. Y a esto se le añade ahora el resultado final, un producto pionero en Territorios Palestinos, ropa de bebé «Made in Palestine».