El viernes 28 de octubre de 2011 tuvo lugar en Roma dicho evento organizado por Mediatrends, Prestomedia y la Fundación Promoción Social de la Cultura.

La rueda de prensa se realizó en el hotel NH Giustiniano en la que expusieron el problema del narcotráfico y fue ofrecida por el Embajador de la República del Guatemala en Italia, Alfredo Trinidad Velásquez y el Embajador de Colombia ante la Santa Sede, Cesar Mauricio Velásquez.

En la Rueda de prensa los embajadores abordaron temas como el de la necesidad por parte de los Estados de recuperar la confianza de los ciudadanos para conseguir derrotar a toda la cadena relacionada al narcotráfico y se subrayó la importante ayuda que desde Italia se está ofreciendo de cara a la lucha contra la droga y las bandas organizadas, promoviendo entre otros asuntos la unificación de la legislación para actuar en contra de dicho mal.

Después de la presentación de los temas se debatió con los periodistas especializados en América Latina.

El embajador de Guatemala en Italia, Alfredo Trinidad Velásquez indicó que tras los acuerdos de desarme firmados en la zona, en su país las Fuerzas Armadas disminuyeron su personal y ello afectó de manera negativa al control del territorio. Incidió en la dificultad de controlar el problema del tráfico de droga al existir dos mil puntos ciegos en la frontera de Guatemala, los medios con los que cuentan los narcotraficantes.


Abogó para la región por una inteligencia común, una “OTAN” contra el narcotráfico y consideró muy positivo el apoyo de Italia desde el 2008, con la gestión del viceministro Scotti, que apoyó el planteo de Guatemala que ponía como prioridad un trabajo de inteligencia conjunta en la zona.

 
El embajador guatemalteco indicó que es importante entender también la  responsabilidad compartida. O sea que la lucha al narcotráfico no debe realizarse solamente en los países productores, pero también en los países en donde hay consumo.

El embajador de Colombia ante la Santa Sede, Cesar Mauricio Velásquez, por su parte planteó que es necesario como primera cosa distinguir entre narcotráfico y drogas de una parte y el crimen, y delincuencia común de otra. Si bien cuando se habla de bandas siempre el problema drogas está de por medio. Dijo que es importante tener presente como “productores, traficantes, consumidores son parte de una misma cadena”. Indicó que no existen fronteras delante de un negocio tan productivo como la droga. Y cuando son combatidos exitosamente como en el caso de Colombia, emigran a otras zonas o países.

En cuanto a la posibilidad de legalización para combatir el problema añadió que no existe certeza de que implicaría una disminución de la criminalidad.