En virtud del acuerdo de colaboración alcanzado por la FPSC y la Fundación Virgen del Camino, el pasado 26 de enero se inició en la residencia de la calle Collado de Tirobarra una actividad de voluntariado familiar del colegio Las Tablas-Valverde.

 

Se trata de una acción de acompañamiento a los residentes, que en su mayoría presentan algún tipo discapacidad psíquica.

 

Durante una tarde de sábado al mes familias del colegio y los residentes  convivirán y participarán de diferentes actividades.

 

 

 

En esta primera ocasión se contó con la participación de varias familias del colegio.

 

La acción dio la oportunidad a  todos los voluntarios, mayores y niños, y a los residentes, de compartir su tiempo en este rato de convivencia, ayudando a todos a  sentirse integrados en el  grupo, y de asistir posteriormente a la Misa que se celebró en la residencia y a una merienda.

 

Esta actividad tiene la característica principal de promover una acción voluntaria enfocada a la atención de las necesidades de los beneficiarios, compartida entre padres e hijos, lo que resulta una experiencia muy impactante y beneficiosa para todos los miembros de la familia.

 

La actividad ayuda a todos los participantes, residentes y voluntarios, a crear un espacio único de convivencia por encima de limitaciones físicas o psíquicas.