El jueves 6 de noviembre se ha celebrado en Roma (Italia) la primera de las 5 sesiones que integran el Seminario sobre “Instituciones políticas y promoción humana: la perspectiva de la doctrina social de la Iglesia”,  fruto de un acuerdo firmado por la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Roma Tre y la Fundación Promoción Social de la Cultura, gracias a la iniciativa de Fermina Álvarez, profesora de Español en dicha Facultad. La totalidad de las sesiones tendrán lugar en la Universidad romana.

La primera sesión se dedicó al tema “Crisis alimentaria, crisis financiera, crisis de la democracia”, que fue abordado en primer lugar por el profesor Stefano Zamagni, Profesor ordinario de Economía Política de la Universidad de Bolonia, y miembro de la Academia Pontificia de Ciencias Sociales. Entre las ideas más destacables que apuntó están las siguientes: la crisis alimentaria no se produce porque haya escasez de alimentos; con respecto a la crisis financiera subrayó el hecho de que muchas personas se han enriquecido a base de especulación, cuando lo lógico sería enriquecerse con el propio trabajo, o por haber hecho algún descubrimiento o introducido alguna innovación para el desarrollo social; finalmente, y en lo tocante a la crisis de la democracia, el profesor Zamagni manifestó su opinión de que se había perdido el concepto de “democracia deliberativa”, entendida como aquella en la que los votos se ganan o los acuerdos se alcanzan convenciendo al oponente mediante el razonamiento.  El ponente quiso subrayar la importancia de conocer la doctrina social de la Iglesia, pues no va dirigida exclusivamente a los creyentes. Incluso, dijo, se pueden encontrar los orígenes de esta doctrina social mucho antes de la Rerum Novarum de Leon XIII, en Dante Alighieri o en Grocio. Y señaló como los pilares de dicha doctrina social: la centralidad de la persona, la solidaridad, la subsidiariedad y el bien común.

Después del interesante debate que suscitó la intervención del Profesor Zamagni, y tras una breve pausa, Macarena Cotelo, Directora de Proyectos de la Fundación Promoción Social de la Cultura hizo una presentación sobre las realizaciones de la FPSC y sobre sus valores institucionales, explicando más en detalle dos proyectos en los que se podían ejemplificar esos valores. Dejando constancia de que la FPSC no es una organización confesionalmente católica ni adscrita a ninguna tendencia política, hizo notar que esos cuatro principios que el Profesor Zamagni había mencionado como pilares de la doctrina social, podían ser asumidos por cualquier ONG, fuera cual fuese su signo político. Una vez terminado el turno de preguntas, varios de los asistentes se acercaron a la ponente para felicitar a la FPSC por el trabajo que realiza, e incluso para ofrecerse como voluntarios para sus proyectos.

Esta primera sesión contó con la participación de 55 alumnos de la Facultad de Ciencias Políticas, lo que fue valorado por los profesores involucrados en la organización (Fermina Álvarez, profesora de Español, y Antonio Agosta, Profesor Asociado) como un éxito que permite esperar que en las próximas sesiones haya todavía una afluencia mayor de asistentes.