El proyecto “Empoderamiento de las mujeres indígenas en Guatemala a través de la formación técnica y de negocio orientado al trabajo por cuenta propia”, cofinanciado por OFID, comenzó en enero de 2016 en las regiones de Sololá y Chimaltenango.

En estos primeros diez meses, se ha trabajado con las beneficiarias, mujeres indígenas que viven en condiciones de extrema pobreza, en diferentes programas de formación: envasado, pastelería, elaboración de velas, corte y confección, bordado, joyería, cestería, etc.

Estos cursos, vinculados tanto con la elaboración artesanal como productos alimentarios de gran demanda, se adaptan al mercado local. Hasta la fecha, se han realizado 8 cursos completos y se han iniciado otros siete que finalizarán en diciembre, relacionados con artesanía típica y alimentación. Además, se ha realizado un programa de formación empresarial y de asociacionismo. Estos cursos se realizan con una metodología adaptada a las beneficiarias, que tienen un nivel de escolaridad muy bajo o nulo, y que en la mayoría de las ocasiones tienen también dificultades para comprender el castellano.

Algunas de estas beneficiarias, gracias a la formación y el “kit productivo” recibidos para poder iniciar su negocio, han participado ya en la feria que se celebra cada año en el Centro de Capacitación para la Mujer Rural Ixoqi’, vendiendo sus productos directamente a los clientes.

El objetivo de los programas de formación es dotar de capacidades a las alumnas para que puedan reforzar sus conocimientos en la elaboración, manufactura y producción de estos productos, para, en una segunda fase, poder comercializarlos directamente y crear sus propios proyectos de auto-emprendimiento. De esta forma, el proyecto contribuye a la igualdad entre mujeres y hombres, al fortalecer las oportunidades y el acceso a la economía formal de las mujeres, y por tanto, a su autonomía. De igual manera, se contribuye al crecimiento económico de estas áreas empobrecidas, generando proyectos de emprendimiento que en esta primera fase están apoyados por nuestro socio local, FUDI (Fundación para el Desarrollo Integral).