Este proyecto, financiado por la Generalitat Valenciana, complementa la reforma del sistema educativo en Mozambique desarrollada durante el periodo 2006-2011, que requería proveer a las escuelas con material educativo necesario, correspondiente a los cambios en el currículo de la Educación Secundaria, que pasó de ser un modelo académico a uno más orientado a la capacitación en habilidades útiles para empleo. El gobierno, dado a los recortes presupuestarios, no era capaz de equipar todas las escuelas, quedándose fuera, sobre todo, las escuelas rurales.

 

 

 

Gracias a este proyecto se han adquirido libros de texto para todos los niveles y asignaturas. Las mejoras en las condiciones del estudio mejorarán los resultados de los alumnos y en consecuencia, a largo plazo, incrementarán las posibilidades de inserción laboral de estos jóvenes.

 

 

Los beneficiarios del proyecto han sido 3.286 estudiantes. Los profesores de las escuelas han sido beneficiarios de este proyecto de igual manera, ya que, gracias al material didáctico proporcionado, han podido aclarar sus dudas respeto de los contenidos y del enfoque pedagógico del nuevo currículo escolar.

 

 

 

Con una media de 5 personas por familia, los beneficiarios indirectos ascenderán a más de 15.000 personas, que se podrán aprovechar de las capacidades  de los estudiantes de Secundaria.

 

 

Los libros adquiridos  han sido elegidos por los docentes de las escuelas después de evaluar las distintas opciones disponibles en el mercado. De igual forma se realizó la elección del material deportivo.

 

 

 

La contraparte de este proyecto fue la asociación ESMABAMA, cuyo objetivo es el desarrollo integral de la población de Sofala, una de las regiones más pobres de Mozambique, con atención prioritaria a la infancia y juventud, a través de tres ejes coordinados y complementarios de trabajo: Educación básica, Salud Básica y Desarrollo Agrícola-Soberanía Alimentaria.