El pasado 28 de febrero, representantes de la OTC de Jerusalén, técnicos de PARC, el alcalde de Azzoun y técnicos municipales, así como el equipo de la delegación de la FPSC en Jerusalén visitaron las obras de construcción de la planta de compostaje de Azzoun, que se realizan en el marco del convenio para el desarrollo rural en Cisjordania. Esta planta tiene previsto comenzar a operar en septiembre del 2017.

El ayuntamiento de Azzoun ha contribuido con los terrenos, la preparación de los mismos, creación de accesos y conexión eléctrica. En cuanto al equipamiento, la cooperativa se ocupará de la instalación de una parte. Para su funcionamiento y producción de compostaje, la planta será transferida a una sociedad mixta del municipio y cooperativa de agricultores.

El proceso de compostaje comienza con la recepción de los residuos en el área de pesaje y control, para continuar posteriormente con su distribución y almacenamiento en las plataformas de recepción de residuos mediante una pala cargadora. Más tarde se procede a un triturado, homogenización y si es necesario se le añaden aditivos. Después de 45 días de secado, se procede al empacado y etiquetado para su posterior comercialización.

El compost se comercializará en sacos de 24 Kg y se espera que tenga gran aceptación entre la sociedad local al no contener sedimentos fangosos provenientes de depuradoras de agua. Además, se estima que se venderá un 10% más barato respecto al precio actual de mercado.