El proyecto de Mejora de la calidad de vida de la población pobre de la comunidad de La Reina, Nicaragua avanza a muy buen ritmo después de algunos problemas iniciales debido a la complejidad de los aportes de diferentes financiadores.

Participan en el proyecto tres financiadores diferentes y tres socios locales diferentes.

En una primera visita, a principios de año, se hizo un esfuerzo importante para diseñar procesos de coordinación más eficientes. Esta es la segunda visita y se ha planificado una tercera en el mes de Noviembre, cercana al cierre del proyecto.

El proyecto ha superado el ecuador de su ejecución y se ha completado una primera fase de construcción. Además la visita ha permitido realizar un diagnóstico de carencias similares en otros municipios. Se estima que la carencia de vivienda en toda Nicaragua afecta a unas 700.000 familias.

El objetivo de esta visita era comprobar el buen avance de la ejecución y la agenda  consistió en:

• Reuniones con el Equipo de Trabajo (en Managua y San Ramón)

• Diagnóstico de Nuevos Proyectos (en San Juan de Limay y San Ramón)

• Visita a Viviendas Terminadas

El control del proyecto se realiza de manera frecuente realizando comités de ejecución de forma quincenal, tanto de la parte técnica como de la parte adminstrativa. De esta manera se agiliza la toma de decisiones y se minimizan las reuniones en las visitas a terreno. La visita se centró en visitas directas a los beneficiarios en sus nuevas viviendas y la instalación de la red troncal del sistema de agua.

Durante la visita se ha podido comprobar como la mayor parte de las viviendas ya están listas para habitar y parte de los beneficiarios ya se han trasladado a sus nuevas viviendas. La época de lluvias ya ha comenzado y se aprovecharán las diferentes ventanas de tiempo seco (denominadas canículas) para avanzar con las actividades pendientes, especialmente la finalización del sistema de agua y la construcción de las letrinas pendientes.