Dentro del marco del Convenio “Mejora de la educación primaria y secundaria en Territorios Palestinos” que financia AECID e implementa la Universidad de Belén junto con la FPSC, las actividades de formación integral incluyen de manera especial a los directores y demás personal administrativo, esencial para la buena marcha de las escuelas y la mejora de la calidad de la educación.

Dirigir una escuela es como dirigir una orquesta, cada cual a lo suyo pero con un ojo puesto en lo que dice el director, no vaya a ser que alguno se salga de tono. A primera vista parece sencillo, los profesores enseñan y los estudiantes aprenden, pero, ¿cómo se forma un buen Director?

Los 57 centros educativos palestinos que participan en el Convenio de Educación financiado por AECID y en marcha desde el mes de junio de 2010 no han parado hasta conseguirlo. Querían que la actividad de talleres sobre métodos para mejorar la administración de las escuelas no solamente se prolongara durante unos meses más, sino que también incluyera otros colegios palestinos que no forman parte del Convenio pero que pueden beneficiarse de los contenidos de los seminarios. Tras varios meses de espera, el taller “Administración de las escuelas: hacia la mejora de los métodos pedagógicos de enseñanza y aprendizaje en los colegios” por fin tuvo lugar el pasado 25 de febrero en la Universidad de Belén. Primero por grupos y más tarde todos juntos, compartiendo las conclusiones, los directores discutieron temas tan relevantes como la administración financiera, los recursos humanos, las diferentes normativas escolares y la importancia de la implicación de la comunidad local en los centros, entre otras cosas.

Directores y personal administrativo de cerca de 150 centros escolares palestinos participaron en una jornada dedicada a mejorar el modus operandi de cada colegio. “Desde septiembre a diciembre de 2011 varias escuelas participaron en jornadas sobre administración”, explica Rizek Sleibi, Decano de la Facultad de Educación de la Universidad de Belén y coordinador del Convenio, “el éxito fue tal, que los propios directores pidieron continuar con estas sesiones e incluir a las 57 escuelas beneficiarias”, añade. El resultado final es que el número se ha doblado, y ya son 150 los centros educativos que han participado.

Cabe destacar la presencia de Rafael Pañeda, Responsable de Programas Servicios Sociales de la Oficina Técnica de Cooperación de Jerusalén en estas actividades.