Este caso pone de manifiesto la importancia de la aceptación social y el apoyo en el proceso de recuperación de un paciente, sin importar lo grave que sea el diagnóstico.

Moufid es un paciente libanés de 30 años diagnosticado con esquizofrenia. Fue derivado a la Clínica de Salud Mental de la Comunidad por un trabajador social itinerante de otra ONG, que tenía conocimiento de los servicios que ofrecemos en la clínica de Zahle, en el Valle de la Bekaa (Líbano).

«Cuando conocí a Moufid, iba acompañado por el conductor a su casa para hacer mi evaluación primaria, especialmente después de escuchar su comportamiento agresivo» nos comenta Marwa, case manager de la Fundación.

Moufid había estado amenazando a su madre con un cuchillo y apuñalado a su hermano en la espalda.

Moufid fue diagnosticado con esquizofrenia a los 16 años de edad y sus delirios eran tan fuertes que con el tiempo dejó de comunicarse con los demás. Un desencadenante era ver a su hermano y a la esposa de éste, cuando eso ocurría les gritaba blasfemias y amenazaba con matarlos a ambos. En otras ocasiones, sostenía un cuchillo en la cara de su madre y dibujaba una línea en su garganta amenazando con rajarla.

Su familia estaba muy avergonzada por tener un hijo que padecía una enfermedad mental, y ello les llevaba a encerrarlo durante días en un cuarto en su casa. «Cuando visité por primera vez a la familia, Moufid llevaba encerrado en el cuarto de estar tres meses y no se había duchado durante el último mes». Se estableció una cita con el psiquiatra que le recetó medicación.

La case manager trabajó mucho con la familia, sensibilizándoles sobre la enfermedad, explicando los síntomas positivos y negativos de la esquizofrenia, sobre qué cabe esperar del paciente en términos de comportamiento y cómo podrían ayudarle a adaptarse. Semana tras semana, la familia no sólo se enteró mejor del diagnóstico de Moufid, sino que también se involucró más en su recuperación. Esto se reflejó en su mejoría también. Comenzó a aceptar estar en la misma habitación que su hermano. Su relación evolucionó tanto que mantienen conversaciones.

Moufid ahora ayuda a su madre con las tareas domésticas. La última noticia sorprendente fue que Moufid había asistido a 3 funciones sociales con su familia.

El trabajo en la Clínica de Salud Mental se realiza en el marco del proyecto “Reducir las barreras económicas para acceder a los servicios de salud en el Líbano (REBAHS Líbano)” que desarrolla en consorcio con sus socios International Medical Corps UK (IMC) y Première Urgence-Aide Médicale Internationale (PU-AMI). El consorcio trabaja para mejorar el acceso a servicios de calidad en atención primaria sanitaria, salud comunitaria y servicios de salud mental para refugiados sirios y otras poblaciones vulnerables en Beirut y Monte Líbano, Akkar, Trípoli, Bekaa y el Sur en estrecha coordinación con el Ministerio libanés de Salud Pública (MoPH).

El proyecto está financiado por la D