El proyecto de Promoción Social financiado por la Generalitat Valenciana en Nekemte, en la Región de Oromiya, “Desarrollo Rural Integrado con enfoque ambiental y de género en East Wellega (Etiopía)”persigue el desarrollo en el medio rural de Etiopía a corto, medio y largo plazo mediante la promoción de técnicas agrícolas sostenibles más eficientes, el uso responsable de las tierras y la educación en nutrición equilibrada.

El proyecto se caracteriza por el refuerzo de las capacidades de producción agrícola y ganadera como medio para mejorar las condiciones de vida de los hombres y mujeres titulares de derechos en cuatro kebeles (comunidades) de la zona de intervención. Este refuerzo viene unido a la creación y consolidación de cooperativas y la mejora de la participación de las mujeres en las mismas.

Las cooperativas creadas en las comunidades del East Wellega de la región de Oromiya permiten a los hombres y mujeres, agricultores y ganaderos, que se agrupan en ellas, afrontar situaciones difíciles como las duras condiciones climatológicas, las enfermedades que afectan al ganado o las técnicas de explotación ineficientes, con el objetivo de mejorar la productividad agrícola y garantizar la seguridad alimentaria. El refuerzo que se hace de las cooperativas, en el ámbito del proyecto, servirá para mejorar el acceso de las personas titulares de derechos, en situación de vulnerabilidad, a servicios e insumos agrícolas y ganaderos, como semillas, herramientas agrícolas y animales. Por otro lado las cooperativas facilitarán la asistencia veterinaria en los locales construidos con el apoyo de esta intervención.

Recientemente nuestra Jefe de Misión Inmaculada del Pino y nuestro socio local Ethiopian Catholic Church Social and Development Commission of Nekemte (ECC_SDCON) tuvieron un encuentro con titulares de derechos en los kebeles de TokkumaTsige y Bashasa Jarso, donde los hombres y las mujeres titulares de derechos han recibido animales para la diversificación de las fuentes de ingresos y la mejora de la seguridad alimentaria de las familias. En este kebele se ha creado además un vivero de producción de árboles para luchar contra la desertización.

En el encuentro realizado con las personas titulares de derecho en la comunidad se pudo observar la motivación de las mismas ante las actividades que el proyecto está implementando en su comunidad. En su mayoría se dedican a la producción agropecuaria de subsistencia y antes del proyecto tenían un acceso limitado a los recursos productivos. Gracias al proyecto han reforzado sus conocimientos en gestión de recursos productivos para aplicarlos en la agricultura y la producción pecuaria y de ganado.

El resultado más inmediato es el que grado de desarrollo de los animales que han recibido es positivo y se encuentran en perfecto estado de salud, y algunos ya se han reproducido lo que supone una esperanza para mejorar sus ingresos con el aumento de los recursos. Por otro lado, el acceso al ganado les ayuda a mejorar la preparación de las tierras de cultivo, lo que les va a ayudar a mejorar al mismo tiempo la producción agrícola.

La satisfacción mostrada durante los encuentros, reflejada, en palabras de Inmaculada en una sonrisa de esperanza, es una muestra del grado en que las personas titulares de derechos están involucrándose.

Los hombres y mujeres agricultores con su coparticipación, reciben herramientas y bienes (entre ellos los animales) a través de la cooperativa del kebele, que se encarga de distribuirlos y coloca el dinero en una cuenta bancaria común, para su posterior destino a obras sociales para la comunidad.