Se mejora cuantitativa y cualitativamente la productividad agrícola en Etiopía

El pasado mes de enero finalizó el proyecto “Incremento de la productividad agrícola con enfoque ambiental y de género en East Wellega (Oromiya), Etiopía”, que Promoción Social, junto a su socio local Ethiopian Catholic Church Social and Development Commission (ECC-SDCO), ha desarrollado en la región de Nekemte, Etiopía, concretamente en Guto Gida, Diga y Sasiga, y que ha contado con la financiación de AECID.

Con él se ha contribuido a la mejora cuantitativa y cualitativa de la productividad agrícola de la región, una zona caracterizada por una extrema vulnerabilidad económica, social y medioambiental, mediante la optimización de la gestión agraria, bajo un enfoque holístico e integrador.

De esta forma, se han introducido nuevas y mejoradas variedades de cultivo, que ha permitido incrementar la producción, y obtener, además, pequeños excedentes para su venta, generando nuevos ingresos entre la población. Por otro lado, al tratarse de variedades con mayor aporte nutricional, como el cereal teff o las nuevas hortalizas, que han sido muy bien aceptadas por la comunidad, se ha contribuido a mejorar la seguridad alimentaria de la población.

Además, se ha trabajado en el control de plagas, como las termitas, para evitar los daños que causan en los cultivos y la tierra. O contra enfermedades como la tripanosomiasis, que afecta a los bueyes, causándoles debilidad e incluso la muerte, para que no perjudique a la productividad, ni al trabajo de los agricultores, pues al tratarse de un área de extrema pobreza, es frecuente arrendar las cabezas de ganado para labores agrícolas.

De otra parte, se han realizado actividades para combatir los efectos adversos medioambientales. Así, para evitar los daños producidos por las lluvias torrenciales, se ha protegido la superficie contra la erosión mediante zanjas o “terrazas” que, a la vez que captan agua, frenan la pérdida de suelo por escorrentía. Además, se han colocado estructuras transversales en los barrancos formados por la erosión, que favorecen la acumulación de los sedimentos arrastrados por las corrientes de agua, y que con el tiempo irán rellenando el terreno, y en consecuencia, regenerándolo. De otra parte, se ha trabajado en la recuperación de la cubierta vegetal, previendo la plantación de árboles mediante la creación de viveros que permitan la siembra y desarrollo de plántulas, también a futuro.
En cuanto al componente humano, el proyecto, con un fuerte enfoque participativo e inclusivo, ha tratado de involucrar a la población en sus actividades, que las han hecho propias. De esta forma la comunidad se ha implicado en la preparación del terreno, el acopio de materiales y la construcción de las estructuras de sistemas de riego -estructuras básicas adaptadas al contexto local y desviaciones para favorecer el riego-, que han permitido que un mayor número de hectáreas reciban agua.

De otra parte, la capacitación ha sido un componente fundamental del proyecto. Basado en un enfoque de derechos humanos, la población ha visto mejorada sus habilidades y técnicas relacionadas a la elaboración del compost, el control de termitas, la preparación de la tierra, la utilización de técnicas agrícolas eficaces, la elaboración y aplicación de fertilizantes y la mejora los rendimientos de los cultivos. Además, y siguiendo un enfoque transversal de género, la mujer ha participado en los diferentes procesos del proyecto, y se le ha capacitado para una adecuada toma de decisión y para que sea reconocida e incorporada a las tareas productivas. Así, se ha trabajado con ellas el componente nutricional, realizando una serie de talleres, y tras su formación han recibido semillas, que han diversificado sus cultivos, con la incorporación de verduras. Gracias a ello, han mejorado su dieta, y han generado ingresos con la venta de los productos sobrantes.

Por último, con objeto de contribuir a la sostenibilidad de los resultados alcanzados, además de las capacitaciones, se han creado tres cooperativas, dotándolas de entidad jurídica. Esto les permite formar parte de la Unión de Cooperativas y ser más fuertes en sus áreas de trabajo y reclamaciones al trabajar en red.

2018-02-22T17:21:00+00:00 22 de febrero de 2018|