El acceso al agua y al saneamiento es un derecho fundamental de todos los seres humanos, al que no acceden todas las personas. Promoción Social, junto con su socio local ESMABAMA y Canal Voluntarios, ha llevado a cabo un proyecto en Mozambique, Mejora de las condiciones sanitarias y de acceso al agua de la población más pobre de distritos rurales del Sur de la provincia de Sofala (Mozambique), recientemente finalizado, para garantizar este acceso a la población más vulnerable.

Sofala es una de las regiones más pobres del país, donde apenas llegan las ayudas del Gobierno y muy pocas ONGD trabajan sobre el terreno. En un contexto de extrema pobreza, ESMABAMA tiene un proyecto integral a través del cual gestiona cuatro misiones en Estaquinha, Machanga, Barada y Mangunde, que provee servicios de educación y salud a través de las escuelas y hospitales integrados en las misiones. Éstas acogen a un gran número de personas entre alumnos externos, internos, personal que acude a los centros de salud y las poblaciones aledañas. Se trata de población en situación de extrema pobreza, con recursos económicos muy limitados y altamente vulnerables, siendo la mayoría de ellos niños y niñas.

El proyecto ha permitido acceso al abastecimiento de agua tanto para consumo humano como agrícola, a través de la construcción de depósitos de agua y la puesta en marcha de bombas para la extracción del agua de los pozos. Además, se ha construido una red de riego que contribuirá a gestionar el agua de forma eficiente y a mejorar el acceso a la seguridad alimentaria de la población beneficiaria. El saneamiento ha sido la otra labor fundamental llevada a cabo por el proyecto: siendo un aspecto clave del desarrollo de las personas, apenas existen proyectos vinculados con el saneamiento. Gracias a la contribución de Canal Voluntarios, se han construido diferentes baños comunitarios para los alumnos y alumnas de las misiones (tanto con zonas de letrinas como de ducha, para contribuir al acceso al agua en todas sus vertientes, incluida la higiene), así como letrinas secas para los pacientes de uno de los centros de salud.

Este proyecto tiene un importantísimo valor añadido por la aportación de personal especializado de Canal, que hace la identificación y el seguimiento técnico. Además, el proyecto ha contado con el seguimiento sobre el terreno de dos personas adicionales, que han ido de la mano de Canal, Promoción Social y ESMABAMA para realizar el seguimiento de las obras en las misiones. Además, han hecho campañas medioambientalmente saludables como la construcción de papeleras que ha permitido ayudar a la gestión de los residuos en las misiones y buenas prácticas higiénicas relacionadas con la elaboración de jabón y el uso correcto de las letrinas.

En total, el número de beneficiario